LA SERPIENTE Y EL SERRUCHO

Tomo prestada esta interesante historia con moraleja que cualquier persona debería leer antes de iniciar un procedimiento. Hay que sopesar siempre las posibilidades y ver si podemos obtener justicia y hacerlo sin necesidad de machacar al que se encuentra en el banco de enfrente. No se trata de dejar de pelear por lo nuestro, sino hacerlo de forma correcta, puesto que las mentiras o simples exajeraciones se pueden volver en nuestra contra.

Una serpiente entró a una carpintería, y mientras se arrastraba hacia la esquina, atravesó una sierra y se lastimó un poco. En el momento se dio vuelta y mordió la sierra, y mordiendo la sierra, se lastimó gravemente en la boca.

Entonces, no entendiendo lo que le estaba pasando y pensando que la sierra la atacaba, decidió enrollarse alrededor de la sierra como queriendo asfixiarla con todo su cuerpo, y agitándose con todas sus fuerzas. Fue así que, desafortunadamente, la serpiente terminó siendo asesinada por el serrucho.”

MORALEJAS.
* A veces reaccionamos en la ira, pensando en lastimar a los que nos hicieron daño, pero nos estamos lastimando a nosotros mismos
* En la vida, a veces es mejor ignorar situaciones, personas y ofensas. Porque las consecuencias pueden ser irreversibles y catastróficas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *